"Aprende cómo pagar rápidamente deudas de tarjeta de crédito para salir de deudas y recobrar tu libertad financiera. ¡Haz clic aquí y entérate!"
14 noviembre 2022
Asociación Española de Afectados por la Deuda
Asociación Española de Afectados por la Deuda

Somos una asociación sin ánimo de lucro que ofrecemos información gratuita a las personas afectadas por sobreendeudamiento, embargos y/o subastas.

Se estima que cada español tiene, en promedio, 2000 euros de obligaciones financieras en dinero plástico. De todos ellos, se estima que la tercera parte cae en insolvencia. Para evitar esta situación, toma buenas decisiones y aprende cómo salir de las deudas de tarjeta de crédito con esta guía.

¿Qué hacer para salir de la deuda de tarjeta de crédito?

No caigas en el pánico si son muchas las deudas. Aquí tenemos unas opciones muy prácticas y eficientes para borrar los saldos negativos. Por ejemplo, puedes unificar las deudas de todas las tarjetas, ordenarlas y pagar más de la cuota mínima en algunas de ellas.

Buscar todas tus tarjetas de crédito

No es prudente tener varias tarjetas de crédito sin conocer el estado de cada una de ellas. Por eso, debes reunirlas, saber exactamente cuáles son sus montos, cláusulas y si tienes saldos por pagar con las entidades bancarias.

También es posible unificar todas las deudas de las tarjetas en una sola. Esto es un arma de doble filo, así que se debe analizar bien si es la mejor opción. 

Ordenar las deudas

¿Olvidaste dónde dejaste las llaves del coche? ¿No encuentras los anteojos? ¡Es una situación muy molesta que no te permite ser eficiente! Tal cual ocurre con las deudas: cuando no están ordenadas, no las puedes controlar, ni puedes saber exactamente cómo disponer de ellas.

Ordenar las deudas te permitirá saber cuáles son las más críticas y urgentes, y cuáles pueden renegociarse o replantearse. 

Método bola de nieve

Si de erradicar deudas se trata, esta estrategia es muy ganadora. Se basa en pagar la tarjeta de crédito o compra a crédito, que tenga el monto más pequeño. Una vez saldada toda la deuda, tomas la siguiente tarjeta o compra, y te enfocas en saldar de nuevo toda la deuda.

Método avalancha para pagar deudas

Esta estrategia, a diferencia de la anterior, abarca varios créditos al mismo tiempo. Se trata de realizar un listado de todas las deudas y pagar el monto mínimo de cada una de ellas, excepto de la que tenga mayor cuantía y porcentaje de interés. Esta se pagará lo más que se pueda, para que sea la que se extinga más rápido.

Por ejemplo, si se tiene una deuda por compra de un traje al 7%, compra de un teléfono inteligente al 6%, y compra de calzado por 5%, se debe pagar lo mínimo de las dos últimas, y enfocarse en pagar más del mínimo de la cuota del traje, es decir, la más alta.

Pagar más del mínimo

No te conformes con pagar la cuota mínima: esa es la receta segura para nunca salir de las deudas. Si las posibilidades lo permiten, se debe abonar más de lo mínimamente permitido, ya que así los intereses ordinarios serán cada vez más bajos. 

Controlar los gastos

Hacer un presupuesto siempre será la mejor manera de conocer cuánta pasta gastas, y en qué la gastas. ¡No puedes mejorar lo que no mides y conoces!

Empieza a evitar los gastos hormiga, como la comida fuera de casa, los antojos, las compras impulsivas, y cancela todas las suscripciones que ya no uses o que no sean estrictamente indispensables. 

¿Qué pasa si pago un día después de la fecha límite?

Los retrasos siempre van a generar intereses de demora o moratorios. Si crees que no vas a poder pagar a tiempo la cuota de la tarjeta, lo mejor es informarle al banco y negociar con ellos. Una buena estrategia es sacar a relucir el buen historial de cliente que tienes, con el fin de no generar estos intereses, ni malas calificaciones de pago.

¿Qué pasa si no puedo pagar mi tarjeta de crédito?

Esta es una pregunta recurrente entre quienes empiezan a acumular cuotas del dinero plástico. Aunque al comienzo pueda parecer inofensivo, las consecuencias a largo plazo no son nada agradables.

Para empezar, desde el momento que exista un retraso en el pago, se crearán intereses moratorios. Se trata del tipo de interés, que se suma a la deuda, por el simple hecho de incumplir el tiempo de retorno del crédito.

En segundo lugar, si la deuda avanza, el historial crediticio se ve afectado. ¿Crees que podrías obtener crédito fácilmente de nuevo? ¡Piénsalo dos veces! Los bancos no le prestan a morosos reportados ante ASNEF o similares. Si solicitas una hipoteca o un préstamo para un coche, los evaluadores financieros pueden rechazar el aval. 

Posteriormente, una consecuencia más de no pagar es el hecho de enfrentarse a embargos. Si la deuda se pospone mucho tiempo, y los intereses moratorios crecen desmesuradamente, los bancos pueden iniciar procesos legales que desencadenen la captura de nóminas, o de parte del salario.

Por si todo lo anterior fuera poco, el no pago desencadena situaciones incómodas, como el acoso telefónico, los insistentes cobros de entidades financieras, las amenazas de embargo, y la pérdida de la tranquilidad. 

¿Cuándo caduca la deuda de una tarjeta de crédito?

Es un hecho que todas las deudas caducan. Por si no estabas enterado, la legislación estipula que las deudas no tienen validez para ser cobradas después de un lapso de cinco años

Este tiempo se cuenta desde la última comunicación que realizó el acreedor, o entidad bancaria, con intención de cobro.

Deudas de tarjetas de crédito y la ley de segunda oportunidad: ¿Aplica?

Son muchas las personas que solicitan el amparo de la Ley de la Segunda Oportunidad por sus problemas con las tarjetas revolving.

Recordemos que este tipo de tarjetas derivan fácilmente en un espiral de deudas del cual es muy difícil salir, ya que los aportes se realizan sobre los intereses, con montos mínimos, por lo que el capital a devolver nunca baja. Este tipo de tarjetas pueden ser reclamadas, ya que, para la ley, se consideran ilegales.

Así mismo, quienes han caído en el sobreendeudamiento, pueden hacer renegociaciones con los acreedores bajo el amparo de la Ley de Segunda Oportunidad.

Si el banco no acepta las renegociaciones, o no quiere hacer las quitas, la ley permite que un juez pueda emitir el Beneficio de Exoneración del Pasivo insatisfecho, BEPI, con el que es posible anular todas las obligaciones financieras que no se pueden cumplir.

En resumen, salir de las deudas de las tarjetas de crédito requiere un plan estratégico, evitar las compras impulsivas, y pagar más del mínimo de cuota, para que los intereses disminuyan. Si el caso es muy grave, se puede usar la Ley de la Segunda Oportunidad, para generar las quitas y renegociaciones, o solicitar directamente un BEPI.

¿Tienes un caso similar? ¡Coméntanos! O si conoces a alguien a quien podría serle útil esta información, ¡no dudes en enviársela! Podemos asesorar los casos de deudas de tarjetas de crédito, para que tengan un buen desenlace.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad