FAQ Preguntas Frecuentes

Resuelve tus dudas sobre la Ley de la Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad es la única forma legal que permite la exoneración total o parcial de deudas de cualquier persona física o autónomo.
Para ampliar la información lee este post

Cualquier persona física o autónomo puedes acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad siempre que cumpla con los requisitos que exige la ley.
Para ampliar la información lee este post

Los requisitos principales para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad son: que la deuda no supere los 5 millones de euros, no tener antecedentes de tipo socioeconómicos o contra Hacienda y la Seguridad Social, no haberse beneficiado de la ley en los últimos 10 años y actuar de buena fe.

Para ampliar la información, lee este post

Hay varios factores que influyen en la duración del proceso de Ley de Segunda Oportunidad: carga de trabajo de los juzgados, los fraccionamientos que ofrecen los despachos, presencia de activos o no. Analizamos cada caso de forma independiente.

Amplia la información leyendo este post.

 

Hay casos en los que se puede conservar la vivienda: deber se la vivienda habitual de la persona, cuando el valor de la hipoteca sea superior al valor de mercado y cuando el vender la propiedad derive en un empeoramiento de la situación del deudor en lugar de una mejora.

Cada caso se deberá analizar de forma independiente. Conoce más en nuestra página.

La Ley de Segunda Oportunidad permite la cancelación total o parcial de todas las deudas, pero hay que analizar cada caso y en especial cuando se tienen deudas con la administración pública. 

Si quieres saber si tus deudas son cancelables, contacta con nosotros

La Ley de Segunda Oportunidad es la única vía legal para lograr una cancelación o exoneración de las deudas.

Cuando se está pagado el coche (y se continúan sus pagos) o cuando sea vehículo propio que se utiliza para trabajar, no se perderá puesto que un juez no afectará la forma de ganarse la vida de la persona. Pero se debe analizar cada caso en particular.

Sí, en caso de que una persona sea exonerada del pago de las deudas y haya contado con avalistas, los acreedores pueden reclamar lo que se debe a los avalistas. 

 

Ley de Segunda Oportunidad es más recomendable que una reunificación ya que la reunificación de deudas te permitirá pagar una cuota menor que pagas mensualmente pero te subirán los intereses. Con la ley concursal se procede a la cancelación de la deuda.

Cuando se obtiene el auto judicial que te exonera del pago de las deudas a través de Ley de Segunda Oportunidad, se te puede sacar de Asnef y ficheros de morosos. De lo contrario, se deben esperar seis años a que prescriba la deuda o pagarla en su totalidad.

Si quieres conocer más, lee este post.

Cada despacho tiene un coste establecido para la Ley de Segunda Oportunidad, pueden rondar entre los 3.000 hasta los 4.500 o 5.000 euros. 

Conoce sobre más sobre los costes de ley concursal aquí. 

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjetas de crédito con altas tasas de interés que resultan difíciles de pagar y que pueden afectar sobremanera la economía de la familia. 

Infórmate de cómo funcionan las tarjetas revolving en este post.

Todas las tarjetas revolving son reclamables, pero siempre se debe abonar el crédito utilizado. Se pueden reclamar los intereses, comisiones y seguros por vía judicial y mediante la nulidad del contrato.

No, una tarjeta revolving se puede reclamar en cualquier momento, aún cuando se haya pagado el crédito utilizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad