LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

La Ley de Segunda Oportunidad o mecanismo de la segunda oportunidad permite la exoneración o cancelación parcial o total de deudas que puedan tener personas físicas o autónomos y que debido a su situación actual, no puedan hacer frente a las mismas. Gracias a esta ley, se puede salir de una situación económica muy precaria y comenzar otra vez.

Cancela tus deudas

La Ley de Segunda Oportunidad y reducción de la carga financiera comenzó a utilizarse en España en el 2015 con el objetivo de beneficiar a particulares y autónomos que se encontrarán en una situación de sobreendeudamiento y que no pudieran salir de la misma. La ley no solo los intereses de los deudores sino también el derecho de cobro de los acreedores.

Está regulada en la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, y entró en vigor el 30 de julio de 2015.

¿Qué puedes conseguir con la Ley de la Segunda Oportunidad?

Debemos considerar muy bien las ventajas que nos ofrece el acogernos a la Ley de Segunda Oportunidad:

  • Una vez en el juzgado, podrás parar los embargos, demandas y ejecuciones hasta que concluya la decisión del juez.
  • Reducciones de deudas considerables en el caso de la deuda pública.
  • Eliminación de nuestro nombre de todas las listas de morosos.
  • Podremos solicitar créditos, préstamos y emprender un nuevo negocio, teniendo en cuenta la experiencia que puedas haber adquirido.
  • Empezar de nuevo.

Cuáles son los beneficios de la Ley de la Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad ofrece a las personas la posibilidad, una vez terminado el proceso, de poder solicitar créditos e hipotecas sin ningún problema. El haber cometido algún error económico en el pasado no tiene por qué repercutir de por vida en el futuro de las familias. 

Es la única vía legal que existe para salir de situaciones de sobreendeudamiento sin deberle nada a nadie y sin tener que solicitar más créditos para pagar a los distintos acreedores y continuar en un proceso cíclico de deuda. 

Quienes pueden acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad

Toda persona que cumpla con los requisitos de la Ley de Segunda Oportunidad tiene posibilidades de beneficiarse de la ley concursal.

Los requisitos principales en los que se basa la ley son los siguientes:

  • Demostrar la buena fe del deudor, donde mediante recursos se presenten pruebas de que la persona quiere pagar pero que no puede hacerlo debido a la situación desfavorable actual en la que está viviendo y;
  • Que la persona no cuenta con ningún bien o inmueble que se pueda liquidar para satisfacer la deuda con los acreedores.
Papel de familia ley de segunda

En qué consiste el procedimiento

El proceso de Ley de Segunda Oportunidad se divide en dos etapas principales: la primera, el acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores.

Esta etapa es llevada a cabo por un mediador concursal, que no conoceremos de antemano ya que será designado por el notario que nos apruebe nuestra solicitud para entra en el proceso de la ley concursal. La función del mediador será la de presentar un plan de pagos que ofrecerá el deudor para intentar hacer frente a las deudas que tiene, pero desde sus posibilidades de pago.

Este plan de pagos propuesto puede ser o no aprobado por los acreedores, y la planificación de cuotas no puede superar los 10 años, así como la negociación del mediador concursal con los acreedores tampoco debe alargarse más de dos meses

Generalmente, estos planes de pagos no son aprobados por los acreedores ya que presentan quitas que pueden alcanzar hasta un 90% de la deuda y porque debe ser aprobada por una gran mayoría de los propios acreedores.

El concurso consecutivo

Al terminar la fase del acuerdo extrajudicial, se pasa a la fase de concurso consecutivo donde se comienza por realizar la liquidación ordenada del patrimonio o activos de deudor (en caso de que existan propiedades o activos) y luego al BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho). 

Cuando no se cuentan con activos o propiedades, se declara el BEPI y el juez emite un auto judicial exonerándonos de pago de las deudas por la insuficiencia de masa activa

¿Se pueden cancelar todas las deudas gracias a la Ley de la Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad contempla la cancelación parcial o total de todas las deudas, siempre que se cumplan los requisitos y dependiendo de cada caso. Si tienes dudas, podemos ayudarte.

Desde la Asociación denunciamos las trampas que despachos sin escrúpulos hacen en la aplicación de la Ley. 

Os explicamos cuales son las «trampas» en las que estos bufetes intentarán que caigáis. Es importante que las tengáis presentes, ya que pueden hacer que vuestra situación empeore, llegando a perder vuestra propiedad, arruinar a una persona allegada o simplemente perder el poco dinero que tengáis sin que la deuda sea eliminada o reducida. 

Lamentablemente no han sido pocas las ocasiones en las que nos han contactados familias en situaciones desesperadas, fruto de el trato de estas empresas sin escrúpulos.

Las «trampas» más habituales son las siguientes: