"Con el acuerdo extrajudicial de pagos, puedes renegociar la deuda, solicitar más plazos, o pedir quitas. Entérate aquí de su importancia. "
18 julio 2022
Asociación Española de Afectados por la Deuda
Asociación Española de Afectados por la Deuda

Somos una asociación sin ánimo de lucro que ofrecemos información gratuita a las personas afectadas por sobreendeudamiento, embargos y/o subastas.

En la Ley de Segunda Oportunidad, Acabar con todas las deudas puede ser un proceso extenuante, pero resulta mucho más sencillo si se logran concertaciones con los acreedores. De allí que exista una alta importancia del acuerdo extrajudicial de pagos en la Ley de Segunda Oportunidad.

¿Qué es el acuerdo extrajudicial de pagos? 

El acuerdo extrajudicial de pagos es una concertación de condiciones que se realiza con los acreedores, para estipular nuevas reglas en los pagos, o en las formas para cobrar la deuda.

Dentro de estas nuevas condiciones, se puede dar una total renegociación de las deudas. Si existe un buen soporte judicial de respaldo, como lo es contar con un abogado especialista en la Ley de la Segunda Oportunidad, se puede acordar una extensión en el plazo de todas las deudas, con tarifas mucho más módicas.

En algunos casos, y dependiendo de la situación del deudor, es posible cancelar los intereses, y pactar sólo el pago de lo que se adeuda. Esto ocurre cuando los acreedores ven que el demandado tiene una situación bastante compleja, y prefieren recuperar una parte de lo que les corresponde, a perder la oportunidad de recobrar algo. 

¿Quién puede beneficiarse de un acuerdo extrajudicial de pagos?

El acuerdo extrajudicial de pagos beneficia especialmente al deudor, ya que, acogiéndose a este mecanismo, puede aliviar el estrés que produce lidiar con varios acreedores, y evita las llamadas de acoso para el cobro de deudas.

Quizá el mayor beneficio que brinda, es el de congelar todos los intereses de las deudas, y evitar que estos sigan acumulándose e incrementando.

Pero el acuerdo extrajudicial no está pensado sólo para mitigar las preocupaciones del deudor. Su objetivo es lograr un equilibrio entre acreedores y demandando. Por lo tanto, también tiene beneficios para quienes reclaman el pago.

Para los acreedores, estos acuerdos implican que el deudor se compromete a generar un pago, así sea mínimo, con lo que no tendrán que estar insistiendo en el cobro, lo cual es bastante desgastante.

Si el pago se realiza bajo la liquidación de bienes, pueden también tener la tranquilidad de que verán reflejado la recuperación de la deuda, o parte de la misma.

Requisitos para solicitar el acuerdo extrajudicial de pagos

Para solicitar este proceso, se deben cumplir los requisitos que se hallan dentro de la Ley de la Segunda Oportunidad.

Para empezar, se debe tener una situación de insolvencia declarada, con deudas que no sobrepasen los cinco millones de euros. Esto se logra con los trámites ante el notario. 

En segundo lugar, se debe tener un historial limpio ante la ley. Es decir, no se pueden tener delitos o acusaciones por casos como extorsión, detrimento al patrimonio, o evasión fiscal.

Finalmente, es requisito indispensable no haber tenido otro proceso de acuerdo de pagos, o de refinanciación de deudas, en los cinco años anteriores a la solicitud. Tampoco se deben tener dos procesos abiertos de negociación paralelamente. 

Trámites para el acuerdo extrajudicial de deudas

Una vez el deudor se ha decidido a dar el paso de hacer el acuerdo extrajudicial de pagos, debe llenar una serie de documentos, para dar inicio al proceso.

Estos documentos y formularios contendrán información como el patrimonio del deudor, sus ingresos, un inventario de sus bienes, y muy especialmente, la lista de acreedores.

También se deben rellenar los campos que contengan la información personal, como direcciones y números de contacto.

Para el caso de las empresas, esta información se tramita ante la notaría, presentando el Registro Mercantil. También se puede presentar la documentación ante una Cámara de Comercio, si esta tiene el papel de mediación en el proceso. 

Ventajas del acuerdo extrajudicial de pagos

Principalmente, el acuerdo extrajudicial de pagos hace que el trámite de las deudas sin saldar sea más sencillo y amigable.

Con los acuerdos, ambas partes pueden quedar satisfechos, logrando una concertación, y eliminando la tensión de las liquidaciones de propiedades.

Por si esto fuera poco, el acuerdo extrajudicial detiene todos los intereses, y evita que se abran nuevas demandas contra el deudor. 

¿Qué ocurre si no se aprueba un acuerdo extrajudicial?

A pesar de que el acuerdo es la salida más fácil para ambas partes, no siempre es tomada en cuenta por los acreedores.

Estos pueden desestimar la negociación, optando por solicitar el pago de todo lo que les corresponde, sin escuchar una contra oferta.

También es posible que el asesor del deudor determine que lo mejor es no realizar los acuerdos, para llegar directamente a la fase judicial y solicitar un BEPI definitivo. Esto se hace cuando la insolvencia es muy severa.  

Fase judicial

Cuando no se llega a un acuerdo entre acreedores y deudor, se pasa a la fase judicial, donde se liquidarán los bienes del demandado para mitigar las deudas.

En esta etapa se usa el concurso consecutivo, donde se pagarán primero los créditos a la masa, y luego, a los acreedores.

No todos los acreedores serán pagados al mismo tiempo. Por lo general, se pagan primero los créditos más recientes, y los más antiguos, por último. 

Incumplimiento del acuerdo extrajudicial de pagos

Los acuerdos pueden ser muy justos y claros en el papel, y estar maravillosamente redactados. Pero, ¿qué ocurre si el deudor los incumple?

Este escenario no es tan imposible como parece, debido a que muchas personas caen en una insolvencia tal, que no pueden responder ante sus compromisos financieros.

Generalmente ocurre cuando el deudor se compromete a todo, sin contar con la asesoría de un letrado o abogado. Al hacer compromisos que no puede afrontar, termina por incumplirlos.

Si tal es el caso, la ley lo estipula claramente: el deudor pierde todos los beneficios logrados con el acuerdo de pagos, se liquidarán sus bienes para amortiguar las deudas, y los intereses pueden volver a restablecerse.

Con todo lo anterior, puede decirse que el acuerdo extrajudicial de pagos es una excelente manera de generar compromisos que generen menos tensión entre los acreedores y el deudor. Esto, además, detiene los intereses y le da la posibilidad al moroso de realizar aportes según sus posibilidades.

¿Te quedan dudas frente a este tema? Aquí estamos para ayudarte. Déjanos un mensaje, y resolveremos tus inquietudes. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad