Fecha

¿Tienes una tarjeta revolving que quieres reclamar? Descubre en nuestro post cómo será el proceso y cuáles son los plazos más habituales.

¿Pagar las cuentas? ¿Comprar un atuendo? ¿Permitirse una buena cena? Nada muy difícil de hacer o conseguir si tienes una tarjeta revolving. O esa es la promesa o ilusión que muchas personas se hacen cuando las consiguen. Pero no todo es color de rosa y estas tarjetas se han convertido en la piedra en el zapato de muchas personas. Por ello, aquí te hablamos de las reclamaciones y cuánto tarda un juicio por tarjeta revolving.  

¿Qué es una tarjeta revolving

Las tarjetas revolving son tarjetas de crédito que permiten que los usuarios paguen en cuotas o plazos a cambio de un interés por ese beneficio, intereses que suelen ser desproporcionados y que en algunos casos sobrepasan incluso el monto prestado en un inicio.

Por ejemplo, si quieres comprar un nuevo mueble para tu piso pero no cuentas con el dinero, puedes usar tu tarjeta revolving para pagarlo. Lo que en un inicio parece una buena posibilidad, porque obtienes lo que necesitas o deseas aunque en el momento no tengas los recursos que requiere.

Sin embargo, si difieres el pago a diferentes cuotas, cada mes tendrás que pagar un porcentaje de lo que te costó el mueble y otro porcentaje de intereses. Lo que hace que, si hay intereses muy altos, la deuda sea cada vez más difícil de cubrir y termines pagando mucho más de lo que recibiste prestado. 

Cómo reclamar una tarjeta revolving 

Si se cuenta con una tarjeta revolving, es posible hacer una reclamación. Inicialmente, se debe revisar el contrato que se firmó al obtener este producto, donde tiene que figurar el porcentaje de intereses que impuso la entidad financiera que te la concedió para poder aprobarla. 

Aunque en España no hay un número específico que indique que estás siendo víctima de intereses desproporcionados —porque esto varía de acuerdo al producto—, se considera que intereses mayores al 18 % de la cantidad  prestada son superiores a lo que se cree normal. 

¿Qué tener en cuenta antes de reclamar?

Para las reclamaciones hay normalmente un procedimiento a llevar a cabo, en el que el primer paso es acudir a la entidad financiera con la que se tiene la tarjeta revolving. 

Allí tendrás que exponer tu rechazo frente a los intereses con los que cuenta a través de una reclamación extrajudicial. En esta se consignan los argumentos, como cuál es el monto que se presta y el porcentaje de los intereses. 

Para ese proceso se recomienda contar con un abogado especialista en tarjetas revolving que te ayude a revisar el contrato, formular su reclamación y mantener la conversación con la entidad financiera en caso de que esta tenga la intención de llegar a acuerdos extrajudiciales. 

Si por ese medio no obtienes respuesta satisfactoria, el siguiente paso es recurrir al Banco de España, mediante su Servicio de Reclamaciones, en el que al adjuntar las pruebas de los intereses usurarios podrás solicitar que se declare la mala práctica bancaria de su entidad financiera. 

En último lugar, si no hallas el resultado que deseas en los primeros pasos, están los tribunales. Allí podrás alegar sobre los intereses desproporcionados y solicitar que se declare la nulidad del contrato. 

Si obtienes respuesta satisfactoria, como el nombre de la figura lo dice, tu contrato será cancelado, así que no estás obligado a pagar los intereses sino solo el monto prestado. Y, en caso de que ya lo hayas pagado, la entidad financiera deberá entregarte el excedente. 

¿Cuánto tarda el juicio por la tarjeta revolving

La reclamación por tarjeta revolving se puede realizar, aunque ya no cuentes con el producto o hayas cancelado la deuda. Dicha reclamación tarda aproximadamente entre 10 a 12 meses para recibir respuesta en primera instancia. Lo que depende de la carga que tenga el juzgado a cargo del caso. 

Cuando se dicta sentencia, la entidad financiera tiene la posibilidad de presentar recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, lo que hace que el juicio se alargue por otros dos o tres años. 

En ese camino, como ya se mencionó anteriormente, se puede conseguir la nulidad del contrato para solo pagar el monto prestado y no los intereses, o cabe la posibilidad de que se abra un acuerdo con la entidad financiera. 

Si no se llega a la nulidad sino al acuerdo, en este se deberán conseguir intereses más justos y el excedente de los ya pagados se devolverá al deudor que, incluso, podrá continuar con la tarjeta revolving si así lo desea. 

¿Cuánto dinero se puede recuperar?

El monto de dinero a recuperar depende de si la sentencia dicta una liquidación positiva (nulidad del contrato) o negativa (acuerdo). 

La operación es sumar los importes abonados (capital devuelto, intereses, seguros) y restarle el capital que hemos utilizado. Si el resultado es que se ha pagado un monto superior a lo prestado, la liquidación será positiva y se recuperará el dinero. 

Por otro lado, si hemos utilizado más capital del que hemos pagado por los conceptos, la liquidación será negativa, así que seguirá habiendo deuda, pero no tan desmesurada como antes.

En resumen, el juicio por una tarjeta revolving puede tardar, como máximo, tres años. Pero vale la pena hacerlo si se están pagando unos intereses exorbitantes. Una forma de agilizar este proceso es contar con la ayuda y experticia de un abogado con trayectoria en materia de reclamaciones bancarias.

Para conseguir los mejores resultados en el procedimiento extrajudicial y judicial ¡contáctanos! Nuestros abogados son especialistas en reclamaciones de tarjetas revolving

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad