"Aprende todo lo que necesitas saber sobre una deuda pendiente después de una ejecución hipotecaria. Desde que puedes reclamar, hasta la prescripción."
03 octubre 2022
Asociación Española de Afectados por la Deuda
Asociación Española de Afectados por la Deuda

Somos una asociación sin ánimo de lucro que ofrecemos información gratuita a las personas afectadas por sobreendeudamiento, embargos y/o subastas.

En el 2019, el cantante Miguel Bosé salió de la lista de morosos, luego de pagar cerca de dos millones de euros que le debía a Hacienda. Tal parece que su situación financiera no mejora, ya que este 2022 ha tenido que hipotecar su casa en Madrid. ¿Qué pasaría si queda aún con deuda pendiente después de la ejecución hipotecaria

Esto es una prueba más de que ni los famosos se salvan de los compromisos financieros, especialmente con entidades públicas. ¡Es muy difícil eludir a Hacienda o a la Seguridad Social!

Muchas personas tienen tal cantidad en deuda, que ni con la venta de sus propiedades o viviendas pueden finiquitarla. Es aquí donde se hace muy importante la asesoría profesional, para saber qué pasos dar. 

¿Qué pueden reclamar tras una ejecución hipotecaria?

Además del pago de la deuda como tal, se pueden reclamar diferentes montos de dinero, que representan obligaciones financieras adquiridas con el crédito inicial.

Por ejemplo, se pueden reclamar los intereses moratorios, es decir, aquellos que se van acumulando como sanción al tiempo transcurrido sin pagar.

También se pueden reclamar los intereses remuneratorios, que representan la ganancia del acreedor por el préstamo, y los costes del proceso judicial.

¿Cuánto te pueden embargar por impago de hipoteca?

No entres en pánico: la ley protege unos mínimos vitales que no se pueden embargar. Tal y como se estipula en la legislación, el Salario Mínimo Interprofesional, SMI, no se puede retener. Aunque esta cifra puede aumentar, cuando el titular de la hipoteca tenga personas de su familia a cargo, que no devenguen un salario.

A partir de 2 SMI, el porcentaje que se puede embargar del segundo salario es del 30%. Para 3 SMI, se embarga lo anterior, y el 50% del tercero. Devengar un cuarto SMI significa que se puede embargar un 60% de este, y para un quinto SMI, sería del 75%. Todos los salarios que superen las cantidades anteriormente mencionadas, se pueden embargar hasta el 90%.

¿Qué pasa si la subasta no cubre la deuda?

Es posible que no se pague toda la deuda, aún con la venta del inmueble. Cuando esto ocurre, los acreedores pueden exigir que el deudor pague con el embargo de su salario. También pueden solicitar que pague con otros bienes: el coche, joyas u objetos de valor. 

¿Cuánto tiempo tiene el banco para reclamar el resto de la deuda después de la ejecución hipotecaria?

Los tiempos estipulados dependerán de los acuerdos que se hagan entre cliente y banco. En la mayoría de los casos, el acuerdo firmado entre estas dos partes, para pagar el restante, es de tres años. Si pasado este tiempo, la entidad bancaria no se pronuncia, se toma como una prescripción. 

¿Prescribe un embargo hipotecario?

Todas las deudas prescriben, incluso las que se contraen con entidades gubernamentales. Es por ello que los acreedores y entidades son tan insistentes con los cobros, ya que saben que las deudas pueden ser incobrables si dejan pasar mucho tiempo.

¿Cómo saber si una deuda ha prescrito?

La forma más estratégica de conocer si la deuda ha prescrito, es consultando la fecha en la que se firmó el documento legal que avaló la hipoteca. El plazo, aunque largo, es de 20 años y si ha pasado este tiempo, es muy probable que ya no tenga validez.

Pero puede ocurrir que la entidad bancaria haya interpuesto una interrupción. Si se ha dado algún tipo de comunicación en este lapso de tiempo, la prescripción vuelve a contar desde la fecha en la que esto se produzca.

¿Cuándo prescribe una deuda hipotecaria con sentencia judicial?

Las deudas con sentencia judicial no escapan a la dinámica anterior: también prescriben. Pero, como casi todas las sentencias emitidas por demandas instauradas por organismos muy estructurados (en este caso, los bancos), es muy difícil que el plazo se les pase por alto.

Desde las modificaciones realizadas en el Código Civil en el 2015, el tiempo estipulado para que prescriban deudas de este tipo es de 20 años. 

Dado que es un tiempo bastante prolongado, la prescripción se puede interrumpir en cualquier momento… ¡al banco nunca se le va a olvidar cobrar una importante suma!

¿Cubre la Ley de Segunda Oportunidad las hipotecas?

¡Claro que sí! Con esta ley, es posible detener algunos tipos de embargo y renegociar las deudas. Además, es posible que se llegue a un acuerdo con el banco.

De hecho, es una forma de no perder la vivienda, o liquidarla para saldar la deuda, ya que al banco le puede interesar más reestructurar el plazo de devolución del préstamo, que iniciar todo un proceso legal de remate de propiedad. 

¿Qué se consigue con la Ley de Segunda Oportunidad?

¡Se obtiene el reinicio de la vida financiera! Aunque suene a algo imposible, esta ley ha ayudado a cientos de personas a salir de la espiral de deudas y la insolvencia crónica.

Es bien sabido que, para un reportado ante ASNEF, se vuelve una tarea difícil obtener nuevamente créditos o solicitar servicios básicos a su nombre, entre otras situaciones angustiantes.

Esta ley permite que se tenga una verdadera segunda oportunidad, al reiniciar todo el historial crediticio y eliminar los malos reportes ante los ficheros de morosos.

La Ley de la Segunda Oportunidad brinda la posibilidad de hacer acuerdos con los acreedores, negociar quitas y hasta suprimir intereses moratorios.

También es posible anular las deudas impagables acogiéndose a dicha legislación. Cuando se ha hecho todo lo posible para pagar y no hay más recursos, el juez puede dictaminar que se perdone todo lo que se adeuda.

¿Cuánto dura la Ley de Segunda Oportunidad?

Así como cada juicio y sentencia tiene unas particularidades, cada proceso de Ley de Segunda Oportunidad es diferente. Por ello, establecer un tiempo exacto para cada uno es una tarea casi que imposible.

Lo que sí se puede determinar, de forma aproximada, es el lapso que puede durar. Este proceso tiene una tendencia a prolongarse entre 10 meses y un año. 

Retomando todas las ideas a modo de conclusión: liquidar la vivienda no es una garantía de que la deuda se podrá solucionar. Es vital mirar cuidadosamente si el avalúo de la propiedad es suficiente para cubrirla. Pero, más que vender la casa, lo mejor es acudir a la Ley de la Segunda Oportunidad. Con ello, es posible no perder el piso y salir de los compromisos financieros.

¿Deseas ampliar la información? ¡Te ayudamos! Si tienes dudas con respecto a temas de deudas hipotecarias, buscaremos la mejor orientación para tu caso. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 22

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad