"Entérate en nuestro post de lo que debes hacer si una entidad te reclama una deuda inexistente o caducada. ¡Solo en Asociación de Afectados por la Deuda!"
15 mayo 2023
Asociación Española de Afectados por la Deuda
Asociación Española de Afectados por la Deuda

Somos una asociación sin ánimo de lucro que ofrecemos información gratuita a las personas afectadas por sobreendeudamiento, embargos y/o subastas.

¿Te han llegado avisos diciéndote que debes pagar algo que no debes? ¿La insistencia ha hecho que dudes y te preguntes si en realidad no recuerdas alguna responsabilidad sin saldar? ¿No sabes cómo hacer para que paren las notificaciones, porque te están quitando la tranquilidad? ¡No te preocupes!

No todo está perdido, es más, la solución puede ser más fácil de encontrar de lo que piensas, pues aquí te exponemos qué hacer si te reclaman una deuda que no tienes. 

1. Asegúrate de haber pagado la deuda

El primer paso para parar el acoso por una deuda que te reclaman y crees no tener es asegurarte de que ya la pagaste, pero ¿cómo? Hay diferentes maneras, sin embargo lo más sencillo  es que busques las facturas o consultes los movimientos realizados con tu banco, si es que esa es la modalidad en que realizas tus pagos habitualmente. 

Si lo haces y no logras encontrar que tengas una deuda, no debes rendirte y simplemente ignorarla o proceder a pagarla para que te dejen en paz, todavía puedes acudir a otras instancias. 

2. Exige al acreedor documentación que justifique la deuda

Si te llaman para reclamarte el pago de una deuda y no tienes conocimiento sobre ella o piensas que ya te hiciste cargo, tú no eres el que debes demostrar que está saldada. 

Es decir, el acreedor tiene la obligación de darte pruebas sobre la existencia de esta, así que exígele que te envíe la documentación que la justifique. 

Aunque no hay leyes muy claras acerca del cobro de este tipo de obligaciones, sí deben tener la documentación que comprueba tu relación con el acreedor, así como la cuantía de la deuda y si eres moroso. 

3. Solicita un arbitraje o acude a tribunales

Si pediste al cobrador que te enviara la documentación que demuestra que tienes una deuda con él y en el plazo de un mes no recibiste respuesta, tienes la posibilidad de denunciarlo ante la Policía Nacional o la Guardia Civil. 

Luego puedes solicitar la supresión o rectificación de tus datos, a través de un escrito dirigido a la entidad que regule a tu cobrador, adjuntando la copia de tu denuncia. Es requisito que lo hagas en tu propio nombre  o mediante un representante legal y que utilices medios que acrediten el envío, como correo postal, burofax o correo electrónico. 

Si aún así no recibes respuesta satisfactoria, acude a la Agencia Española de Protección de Datos con la documentación que acredite que ya hiciste las gestiones pertinentes para la eliminación de la deuda. 

Además, con la denuncia es posible acudir a los tribunales o presentar una solicitud de arbitraje. Es decir, un juez llamará a ambas partes para que proporcionen las pruebas suficientes sobre la existencia o no de la deuda y deliberará a partir de ello. 

Si la decisión del juez es positiva para ti, tendrás el soporte del tribunal para que se den de baja tus datos personales y ya no te reclamen más. 

¿Has sido incluido en un fichero de morosos?

Si la respuesta no fue favorable para ti y se estableció que la deuda y su cuantía es real, el proceso de cobro puede continuar y tienen la facultad de incluirte en un fichero de morosos.

Los ficheros de morosos como ASNEF son registros en los que son agregados deudores, los cuales son revisados por diferentes entidades, o sea que estar en uno de ellos es un riesgo para tu historial crediticio y capacidad financiera.

Por eso, si estás en uno, debes saldar la deuda o renegociar con tus acreedores fijando un plan de pagos. En el caso de que seas insolvente también es posible acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad que tiene entre sus requisitos tener dos o más deudas sin pagar y no contar con la capacidad para cancelarlas. 

Por otro lado, si se encontró que no tienes una deuda, debes solicitar la supresión o rectificación de tus datos personales, ya sea ante el fichero o ante la Agencia Española de Protección de Datos, como te contamos más arriba. 

¿Qué tengo que hacer en caso de recargos improcedentes?

Además de que te cobren una deuda que no tienes, también es posible que te pidan que pagues una cuantía diferente a una de la que sí eres responsable. En estos casos debes dirigirte a los acreedores para intentar llegar a una solución amistosa. 

Sin embargo, si en un mes no recibes respuesta, tendrás que acudir al arbitraje y los tribunales, tiempo en el que se congelará tu deuda hasta que se dé una resolución y no podrán incluirte en un fichero de morosos. 

En conclusión, si te están cobrando una deuda que crees no tener, debes primero asegurarte de que hiciste el pago, luego pedirle documentación a quien te cobra para que compruebe que la deuda es veraz. 

Si aún así no consigues tu objetivo, tienes la opción de solicitar arbitraje o los tribunales para que te eliminen de sus bases de datos y no te incluyan en ficheros de morosos. 

¿Te sirvió la información que te compartimos? ¿Necesitas más? ¡Escríbenos! Siempre podemos analizar tu caso particular y darte asesoría personalizada. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 11

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad